ETAPA XIX: Arzúa – Santiago de Compostela

En efecto Padín ha terminado esta misma tarde su travesía solidaria y aventurera.

Hoy, por ser el último día, ha conseguido no salir de los últimos del albergue, me ha dicho que se ha debido a que hoy no se ha embadurnado de tanta vaselina, total ya no quedaba nada.

Ha salido de Arzúa comiendo galletas de chocolate por el camino mientras calentaba, se ha zampado un tubo entero el tío, ha corrido mucho pero me parece a mí que kilos ha perdido poquitos, cuando le veamos igual pensamos que no ha estado haciendo nada. Al de un rato ha pasado a tres chicas que también se dirigían a Santiago, y es que hoy casi con total seguridad, todas las personas que han pasado por le mismo tramo que nuestro korrikalari sabían que estaban afrontando los últimos metros del mágico Camino.

Al de un rato ha llegado a Santa Irene donde se ha puesto a hacer su hamaiketako (almuerzo). Resulta que tras tanto caminar el chaval ha perdido su navaja y ha tenido que cortar la cuña de queso que llevaba con una lima que tenía en su “set de estética” (este chico se cuida mucho, como debe ser). Ya os he dicho que come un montón así que a parte de la cuña de queso se ha metido una tableta de chocolate entre pecho y espalda.

Más tarde él pensaba que había llegado a Labacolla pero tampoco tiene muy claro si era ahí donde ha parado a comer o era otro sitio un poco anterior. El bar donde ha dado buena cuenta de un pepito de ternera se llamaba algo así como “El Portal de Santiago” o algo parecido. Entre las personas que ha visto están dos señoras que ha encontrado en una curva con bastante pinta de cansadas, fumando un cigarro, y con una cara que no debía transmitir demasiada motivación para seguir la etapa. Pero eso será porque harían el camino andando, ya sabemos que hacerlo corriendo como Iñaki y con una mochila te despierta todas las fuerzas del mundo.

Hoy se ha topado con un viejo conocido, Jean Philip, que debía haberle adelantado en uno de los descansos para comer. Ha estado hablando con él y preguntándole que tal estaba porque parece ser que el francés ha estado algo griposo estos últimos días aunque ya se encontraba mucho mejor. Se han despedido pero han quedado en verse más tarde, en la Catedral.

Ha comenzado la ascensión al Monte do Gozo abriéndose paso entre la niebla y el agua que comenzaba a chispear. No se acuerda muy bien si ha sido hoy o ayer que un hombre armado, sí, armado con un hacha se ha interpuesto en su camino. Os parecerá algo extraño pero hablamos del lugar que hablamos.

El tipo le ha preguntado a Padín si iba hacia Santiago y cuando el corredor ha respondido el hombre del hacha le ha pedido que le haga un favor: “¿Puedes darle un recado de mi parte?” Padín ha dicho que por supuesto y el hombre ha formulado su deseo: “Que no hablen tanto”. Imaginaos la cara de Iñaki que seguía hacia delante sin saber de qué narices hablaba el hombre. Y el hombre, que parece que se ha dado cuenta, le ha preguntado: “¿Sabes a qué me refiero verdad?” Iñaki no tenía la más absoluta idea pero le ha contestado que “sí, que a los de siempre se referirá” (sobra decir que el de Romo no se refería nadie concreto con “los de siempre” pero había que salir de ahí, un hombre sólo en el monte con un hacha no es persona a la que llevar la contraria). Finalmente el guerrero gallego ha resuelto el enigma: “A los de Afganistán, a los de Irak, a los de Palestina…” Y según Padín tenía un cabreo el gallego que para qué contar. El korrikalari ha puesto pies en polvorosa y ha logrado escapar del filo del hacha de este peculiar señor de los montes. En fin, cuántas historias nos contará a partir de mañana el campeón.

Por fin ha llegado al Monte do Gozo donde ha conseguido darse una ducha caliente, se ha afeitado, se ha puesto camiseta limpia (y todo lo demás también). Ha dejado a un lado las mallas y ha optado por el pantalón corto. Ha conversado un rato con el alberguista que le ha contado que a partir de verano habrá que pagar también en los albergues gallegos de la Xunta debido a que apenas hay donativos de los peregrinos y así no se pueden mantener. Los tres euros que cobrarán son una de las razones por las que hay muchos albergues cerrados ya que están de obras para mejorarlos y dotarlos de mayor comodidad y mejores servicios.

santiago.jpg

Cuando ya estaba todo listo se ha enfundado la capa porque llovía mucho y ha bajado hacia Santiago de Compostela que le esperaba de brazos abiertos tras diecinueve días de correr y correr. Se ha debido calar bastante pero en cuanto ha entrado en la parte vieja de la ciudad ha parado de llover y es cuando se ha quitado la capa, la ha envuelto, y la ha metido en un contenedor. Adiós capa.

Por fin ha entrado en la Catedral del Apóstol Santiago, por supuesto lo ha hecho por el lado opuesto a donde lo hace todo el mundo, digamos que hoy también se ha perdido un poco en la misma meta. Como había prometido se ha plantado en mitad del Obradoiro y posiblemente algunos de vosotros le hayáis visto aunque igual no le habéis distinguido. Ha entrado de nuevo al templo y ha subido por las escaleras de la izquierda y allí dentro ha pedido tres deseos, para ver si al menos uno se cumple.

end.jpg

Al salir una joven pedía a los pies de la catedral y uno de los kilómetros han ido a parar a ella, además de toda la comida que Padín llevaba en la mochila: atún, jamón,…

Cuando se dirigía a la Oficina del Peregrino le ha llamado Naiara para que fuera al medio de la Plaza para verle y justo se ha encontrado con un conocido navarro que había llegado en bici a Santiago aunque desde Palas de Rei solo la podía usar para bajar porque no podía dar pedales y el resto del tiempo la ha llevado en la mano (menuda paliza el navarro también). Este le ha acompañado a la oficina donde las chicas que estaban le han preguntado los motivos por los que hacía el Camino, como es costumbre, para hacerle entrega de la acreditación. El les ha dicho que por motivos “solidarios”, las chicas no tenían muy claro a qué se refería y él lo ha explicado, le han insistido mucho a ver si no ha reflexionado y cosas así para darle la credencial más mítica pero él les ha dicho que no se preocupen, que esa ya la tiene y quiere la otra. Y se la han dado.

También le han entregado un mapa para que llegase a la estación de autobuses pero qué va, para cuando Padín ha mirado el mapa ya estaba perdido y ha dado alguna vuelta de más para llegar a la estación. No podía acabar el viaje de otra manera. Iñaki y el navarro habían quedado para cenar una mariscada pero resulta que la estación estaba bastante lejos y al final no ha podido ser. Pero no os preocupéis que de hambre no se muere, ha llenado el estómago con un pintxo de tortilla, una empanada y unos huevos fritos.

Cuando hemos colgado le quedaba una hora para coger el autobús que le traerá de vuelta a casa. Mañana antes de las nueve de la mañana estará en Bilbao. Parece que fue ayer cuando le llevamos a Roncesvalles para comenzar esta locura y ya está de vuelta. Para mí ha sido increíble poder contaros día a día todo, o casi todo, lo que le iba pasando, poder hablar todos los días con él y saber como estaba. Y sobre todo, han sido preciosos todos los comentarios de ánimo que le habéis dejado, todo lo que nos habéis contado, todo lo que os habéis movido muchos para que todo saliera como se merecía. Ha sido una experiencia inolvidable. Supongo que para Naiara habrá sido exactamente igual, ya nos contará. Lo hemos hecho lo mejor que hemos sabido. Naiara, ha sido un placer.

Pero esto no termina aquí, Padín ha vuelto pero aún tiene que contarnos muchas cosas, responder a todos los que le habéis alentado, y no olvidéis que aún estáis a tiempo de colaborar. A petición de muchas personas no cerraremos la cuenta hasta dentro de unos días, os informaremos cuando decidamos la fecha concreta.

De nuevo muchas gracias a todos y todas, yo creo que abriremos otra entrada sólo para los agradecimientos.

Y sobre todo gracias a ti Padín por habernos hecho vivir tan de cerca tu locura solidaria. Padín es mi amigo y me lleno de orgullo al decirlo. Eskerrik asko Iñaki.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “ETAPA XIX: Arzúa – Santiago de Compostela

  1. Danilo Tobias

    Hola amigo, increible lo que has hecho… me gustaría algun día hacerlo también… no he corrido más de 100 km pero considero que esto es algo que debo hacer… Saludos y Felicitaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: