ETAPA XIV: El Acebo – Villafranca del Bierzo

Ha sido el día fotográfico, vamos, que ha hecho un montón de fotos, esta vez con la cámara digital así que creo que de momento nosotros nos quedamos sin verlas.

Como ya sabemos dormía sólo, lo que esperábamos era que por lo menos descansase. Pero no ha habido suerte y no ha tenido el sueño reparador de otras veces (a no ser que entienda mal los apuntes que me ha pasado Naiara). Además la etapa comenzaba cuesta abajo con lo que esto supone para la rodilla de nuestro chico.

Así han transcurrido dos horas y ha llegado a Ponferrada aunque se ha perdido un poco, más o menos la costumbre a estas alturas. Allí ha aprovechado a hacer unas compritas: pan y cecina para almorzar y un canuto. No penséis mal que el ya ha aclarado que no se refiere a un cigarro de la risa. Un canuto es un postre de  la zona.

Después de Ponferrada ha pasado un par de pueblos y en el camino se ha encontrado con todo un espectáculo. Ha visto un bautizo gitano donde la música estaba a todo volumen y cada uno de los presentes derrochaba elegancia. Si es que en el camino no todo es sudar y sufrir…

Se ha comido otro bocata, esta vez de chocolate. Más tarde ha parado en una sombra del pueblo de Cacauelos y se ha relajado leyendo un rato.

Ha terminado llegando a Villafranca, que tenía ganas ya de pisarlo. Se ha alojado en el albergue Ave Fénix (si es que le viene al pelo, este resurge de las cenizas, la nieve y lo que haga falta). Este albergue es de la familia Jato, una familia ilustre en el Camino de Santiago, son bastante hippies por lo visto. Ha cenado con ellos que han hecho una cena comunitaria por 5€.

Entre las cosas más reseñables de esta etapa están los ya esperados carteles:

                                               BIERZO PLANETA

                                               BIERZO INDEPENDIENTE

                                               BIERZO ASTUR

                                               BIERZO GALEGO

                                              

Si es que El Bierzo es especial.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

ETAPA XIII: Astorga – El Acebo

Hoy Padín se ha despertado pasadas las siete de la mañana, nadie en su habitación parecía tener la misma intención pero todos han comenzado a desperezarse poco después, tanto es así que Iñaki ha terminado siendo casi el último en abandonar el albergue. Me ha contado que ayer estuvo con dos chicos de Valencia que hacían el Camino en bicicleta. Yo le he preguntado que como podía ser eso si ahora mismo son las fallas, pues aunque pueda parecer extraño esa era la razón de su, nunca mejor dicho, escapada. Si es que tanto cohete…

Nada más salir ha adelantado a bastantes peregrinos pero, algo poco habitual, él también ha sido sobrepasado, eso sí, en bici. Tras recorrer unos cuantos kilómetros ha llegado a Rabanal donde, según me dijo ayer, tenía intención de quedarse. Casi todo estaba cerrado. Claro, eran las once de la mañana. Ha comprado un poco de chocolate y se ha sentado tranquilamente. Ha sido entonces cuando en medio de la calle del pueblo ve a un tipo que esta boca arriba haciendo la cucaracha como los del Madrid. Se supone que estaba relajando músculos pero teniendo en cuenta que hablamos del Camino de Santiago todo puede ser… El hombre es finlandés y, no me preguntéis cómo, Padín ha estado un rato hablando con él hasta que el Sr. Cucaracha ha decidido seguir para adelante. Al de un rato, después de comer, Iñaki ha hecho lo mismo.

Transcurridos unos seis kilómetros ha pasado por un pueblo donde un perro le ha hecho muy poco caso a nuestro corredor, el susto ha venido después. Una oca un tanto mosqueada se ha puesto en medio del camino con pinta amenazante, vamos, que casi le ataca, pero el chavalote le ha hecho la bicicleta (hoy va de fútbol esto) y ha conseguido sortearla. Continuando la subida el Sol era bastante potente pero cuando ya estaba llegando a la cima ha comenzado a chispear, me ha dicho que ha agradecido enormemente el agua fresquita que caía. Ha terminado la subida coronando la Cruz del Ferro que al final no ha sido tanta cruz como él esperaba para sus fuerzas, incluso ha podido hacerlo corriendo en algunos tramos, según sus palabras “se lo pedían las piernas”. Allá arriba ha lanzado la piedra de rigor a la base del símbolo. Por cierto, lo que él consideraba un agua fresquita y reparadora ha pasado a ser un granizo bastante molesto así que ha echado mano del gorro y ha protegido su cabeza, no ha durado mucho la lluvia de piedrecillas y ha llegado a Manjarín donde ha vuelto a aparecer el Sol.

Aquí llega nuestra pérdida de cada día. Se ha metido por un camino de cabras pensado que las cruces metálicas a los lados guiaban el camino, como en muchos tramos sucede, y ha subido un rato hasta que ha visto allí debajo las flechas amarillas que señalan el camino hacia el apóstol. Ha vuelto a bajar dando saltos, me ha dicho que parecía un duendecillo (¿acaso sin dar saltos no lo parece?) y ha visto como en el camino bueno el finlandés, que iba caminando, llevaba el mismo paso que él. Si es que estos nórdicos son la leche…Pero bueno, cuando Padín ha llegado a la parte llana ya sabemos que no hay quien le pare y ha tirado millas.

Por fin ha entrado en la tierra que tanto deseaba y ha llegado al primer pueblo de El Bierzo, que por cierto, según me ha informado nuestro erudito corredor fue provincia entre los años 1822 y 1823. Vaya, un año, pero suficiente para que todos reclamemos con orgullo nuestra autonomía al grito de “¡Bierzo planeta!”.

El Acebo, que se llama el pueblo en cuestión, le ha gustado bastante, está perdido en medio del monte, como al ermitaño le gusta. Se ha encontrado solo en el albergue pero eso sí, se ha pegado una cena de Rey en el bar de los que regentan el albergue. De primero Caldo Berciano como no podía ser de otra manera, de segundo Churrasco de ternera con patatas y de postre un pastel casero. Todo regado con buen Vino del Bierzo. ¿Se puede pedir más? Yo le he hecho una sugerencia pero parece que el pueblo no anda muy sobrado de gente ni él de fuerzas…

Categorías: Uncategorized | 6 comentarios

ETAPA XII: León – Astorga

Ayer Padín no madrugó tanto como otras veces y se levantó a la vez que el resto de peregrinos que durmieron con él. En el Convento tenían un suculento desayuno base de hogazas de pan, compota casera, mantequilla, galletas, tranchetes, café, leche, cola cao,… Así que se puso las botas y cogió fuerzas para la etapa que tenía por delante.

Leon

Comenzó como siempre, poquito a poco, hasta llegar al Puente de San Marcos desde donde empezó a correr a buen ritmo hasta que se topó con Roberto, un italiano de Parma con el que había pasado la noche en el convento y siguió caminando y charlando con él durante un rato. Luego reanudó su marcha habitual hacia Villadangos.

Antes de llegar allí pasó por un pueblo llamado Villaverde de la Virgen donde le sucedió una de esas cosas que hacen ver que la hospitalidad hacia el peregrino de la que siempre ha hecho gala este Camino aún sigue vigente, por lo menos en parte. Al lado de una de las casas de dicho pueblo se encontró una cesta de mimbre con un letrero que rezaba: “Para ti peregrino”. La cesta contenía caramelos, cacahuetes, magdalenas, naranjas,…Así que tomó algo de la cesta y firmó con el ya clásico dibujito del korrikalari en la libreta que estaba junto a la cesta.

Más tarde llegó a Villadangos donde hizo las compras para poder almorzar y así lo hizo en un banco a la sombra donde casi se nos queda dormido el chiquillo. Se dio cuenta de que lo mejor era espabilarse un poco y siguió corriendo por unos caminos que se le hicieron bastante aburridos al lado de la nacional. Así fue hasta Hospital de Órbigo donde desde el largísimo Puente de Órbigo se dio cuenta de que había un Circo en el pueblo. A punto estuvo de bajar a charlar con ellos, más cuando estaban haciendo una barbacoa y ya se sabe (Atención a las innumerables fans del corredor) que a este chico se le puede ganar por el estómago. Además ya estaba un poco cansado, aún así fue fuerte y siguió su camino (solidario).

Se encontró con dos posibles sendas y tuvo mala suerte ya que escogió la mala y en vez de ir por la que atravesaba los campos volvió a meterse por la carretera nacional, con lo poco que le está gustando eso de saborear el duro asfalto…Así fue hasta la Cruz de Santo Toribio, a 5 kilómetros de Astorga, desde donde se ve todo el pueblo que finalmente se marcó como meta. Eran las cuatro y pico de la tarde y a partir de ahí decidió tomárselo con bastante calma, tanto es así que estos kilómetros los hizo en unas dos horas.

Este último tramo de la etapa se le hizo muy duro ya que a las piedras se le añadió el cemento, y era casi todo bajada, así que su rodilla sufrió más de lo debido. Según iba bajando se encontró con dos viejecitos en bicicleta que dijeron a su paso: “¡Mira este que baja cojico ya!”

Luego pasó por San Justo de la Vega, hizo nuevas compras que introdujo en una bolsa con la que cargó hasta el final. Estaba tan cansado al llegar a Astorga que ni siquiera se paró a elegir albergue, el primero que vio es en el que se metió.

La ducha reparadora esta vez no fue tal ya que el agua salía ardiendo y se ha quemado. Entre eso y que cada vez que hay una cuesta abajo tiene que ir haciendo eses por su rodilla y por lo tanto camina el doble, efectivamente, como todos estáis pensando se ha convertido en el nuevo “pupas” del Camino. Pasará a los anales de la historia como el Pupas del Camino Solidario.

Para terminar os comento una cosa que seguro os andaréis preguntando. ¿Cómo se entretiene este hombre en tantas horas en solitario? Pues bueno, un apunte: lleva dos días pensando cuántas provincias tiene Andalucía, él está convencido de que son ocho pero no las tiene todas consigo, por favor, no le deis la respuesta que si no puede aburrirse como una ostra.

Por último quería dar las gracias a Unai Amezaga, técnico de Juventud del Ayuntamiento de Getxo, por haber difundido la iniciativa entre las asociaciones juveniles del pueblo de Padín.

 

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

ETAPA XI: El Burgo Ranero – León

Nuestro chico ya ha llegado a León capital, tras deambular por pueblitos más o menos pequeños desembarca en una ciudad.

Pero empezemos por el principio que es por donde se debe empezar. Ayer Padín pasó la noche en soledad, con esto no quiero decir que el resto de noches lo hiciera muy acompañado…bueno, dejo de meterme en este jardín, mejor será (para sus fans aclaro que de momento de ligar nada de nada). El caso es que era el único peregrino en todo el albergue así disfruto de una mansión por una noche, eso sí, para poco más que dormir.

Esta mañana se ha levantado temprano y como parece que le ha cogido vicio al chocolate se ha zampado un bocadillo mientras comenzaba a caminar, y de postre una manzanita. Ha hecho el calentamiento habitual de andar-correr-andar hasta que estaba preparado para correr sin parar.

Según avanzaba por la calurosa Castilla (y León claro) iba paralelo a la carretera y en una de estas un coche que para y le pita. Yo me imagino que Iñaki estaría flipándolo un poco pero resulta que el hombre que conducía se ha preocupado al verle correr. Le ha preguntado si le pasaba algo, que por qué iba corriendo. Lo comprendo, no es normal ver a un tío haciendo el Camino con mochila y corriendo…pero es de Romo la hostia!

Ha llegado corriendo a Mansilla de las Mulas, un pueblo en el que se ha abastecido para comer, esta vez jamón york, que en un merendero le ha sabido a gloria. Al de no mucho tiempo de retomar el Camino ha hecho otra parada, hoy la etapa no era demasiado larga y se la ha tomado con calma.

Hacia delante el campo castellano y pedregoso le ha hecho sufrir más de lo normal sobre todo en los pies, donde una ampolla hoy ha tenido el día rebelde y le ha molestado un poco. Los 9 kilómetros que separan Archahuela de León se le han hecho un tanto duros. Luego ha llegado a la carretera Nacional en la que debía ir por el arcén pero nuestro chavalote se ha perdido.

Más tarde se ha dado cuenta de que era para el otro lado y que tenía que haber cogido el arcén opuesto, ha encontrado el camino correcto y ha llegado hasta León.vieira.jpg

En este punto os cuento que tenemos haciendo el Camino de Santiago a una especie de nuevo ermitaño. Me ha contado que la ciudad de León le agobia, se le hace realmente pesada acostumbrado como está a los hospitalarios pueblecitos que ha ido cruzando, además de que se pierde en ella, cuando hablaba con él me comentaba cada poco tiempo que no tenía ni idea de dónde estaba. Teniendo en cuenta que León no es para tanto no sé qué será de él cuando vuelva a Bilbao. Estoy empezando a pensar que deberíamos ir haciendole una txabolita en el monte…

Tanto es así que ha decidido no dormir en el albergue municipal y ha preferido uno que cierra a las 21:30 de la noche donde habrá menos ruido ya que está en un convento, mirando en internet he supuesto que será el Convento de las Carbalajas.

Según él hoy ha sido una etapa no muy larga aunque dura por las piedras, ha hecho 36 kilómetros. Dice que esta zona del Camino es bastante pesada y que además los pies sufren mucho, por eso mañana tampoco hará eso de pasar dos etapas de golpe y en principio llegará hasta Villadangos. Pero eso ya será otra historia.

Categorías: Uncategorized | 20 comentarios

Etapa X: Carrión de los Condes – El Burgo Ranero

Aquí estoy otra vez, yo que pensaba que hasta dentro de un tiempito no me volvía a tocar, pero yo encantada de contar las aventurillas de nuestro “niño”.

Pues definitivamente los albergues cerrados son la tónica general de este viaje. Por esta razón ha vuelto ha hacer 56km en lugar de los 49km que le tocaban.

Para empezar el día de ayer tomó un desayuno fuerte, eso si mientras andaba, le quedaba una barra de pan y chocolate así que se hizo un buen “bokata” y se echó a andar. Y menos mal porque por todos loa pueblos grandes por los que fue pasando estaba todo cerrado así que hasta las 14.30 o así no se pudo echar nada más a la boca.

Aprovechó la hora de la comida para descansar un poco, pero más que cansancio lo que tenía era mucho calor, porque “el sol de marzo pega como un mazo” y más en los anchas campos de Castilla en los que no hay ni una sombra (menos mal que se compró la cremita, la usará?)

Cuando remitió “la caló” retomó su camino hacia Bercianos pero cuando llego allí… ALBERGUE CERRADO!! Pues nada , que como eso no era nada nuevo , enseguida echó a correr de nuevo hacia El Burgo que estaba a 7km de allí.

Padin

Y ahora cito palabras textuales: “Un coñazo de día la verdad, porque ha sido todo por andaderos de piedra al borde de la carretera” Bueno ánimo Padin que ya queda poco para el Bierzo y allí vuelve a empezar lo bonito del camino. Además como ancha es Castilla no ha visto a nadie en el camino (he ahí la razón de esta foto) más que un “bicicletero” y un aleman alque ha dejado atrás nada más comenzar la etapa.

Por cierto que ha vuelto a cambiar de Provincia, ya está en León!! Las ampollaslas tiene igual pero no le duelen y la rodilla muy bien, ya no le molesta casí, tiene buenas sensaciones!!!

PD: A ver esos eurillos!!!

(Naiara)

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

ETAPA IX: Castrojeriz – Carrión de los Condes

Tras unos días de ausencia en los que Naiara me ha suplido y mejorado vuelvo a ser yo quien os trasmite la última hora de este Camino Solidario. Esta tarde he hablado con el corredor y me ha contado más o menos esto:

Antes de nada comentaros que Padín es ya internacional, cada día toca un país distinto y esta noche la ha pasado con dos alemanes (Thomas y Michael o algo así) y también con el señor que ya contaba Naiara en otra etapa que había ido muchas veces ha Santiago. Lo más curioso de ese hombre es que ya podríamos decir que vive del Camino, hace unos 100 kilómetros al año, vaya que se va quedando en diferentes pueblos donde le dan acogida y comida. La veteranía lo merece. Empecemos con la etapa.

Ha salido prontito, dice que no sabe como pero ha echado a andar el primero de todo el albergue. Sí, andar, tal y como tiene los pies y la rodilla primero hace unos minutos caminando para calentar antes de darle caña. Así ha ido transcurriendo todo sin encontrarse con nadie. Campos de Castilla en los cuatro puntos cardinales. Al de un rato ha descubierto un nuevo personaje de estos que solo hay por esos lares.tarjeta.jpg

El Amigo del Peregrino es un hombre (que se llama Alejandro) que se dedica a pasear por el Camino. El no hace el Camino, simplemente se pasea por él para encontrarse con los caminantes (y en este caso con un korrikalari). Lleva tarjetas que va entregando donde está escrito su nombre y su condición (Amigo del Peregrino) además de una libreta donde quien quiera escribe alguna cosita que el guarda con cariño. Ha pasado una media hora con él charlando y ha seguido hacia el siguiente destino (de qué pueblo estamos hablando cuando decimos destino ya sabéis que no podemos saberlo aún con este hombre…).

Al llegar a Frómista ha comprado comida y agua y allí mismo se ha comido un buen bocadillo para seguir hasta Carrión de los Condes que es donde la etapa termina por hoy.

En Carrión ha ido a dormir a un Convento (lo que nos faltaba es que se metiera a monja el Padín…no tranquilas, que eso no pasará…o sí). Resulta que las monjas de este lugar conocen a unas compañeras de trabajo del corredor. Para el que no lo sepa comento que Padín trabaja (salvo cuando ha estado en Sigüenza estos meses) en el Hospital de la Cruz Roja en Bilbao, donde muchas son monjas con las que Iñaki se lleva de maravilla, le quieren un montón vaya. Pues eso, ahí ha estado hablando con estas mujeres.

anchaescastilla.jpg

Su habitación de esta noche es de sólo dos camas y con baño incluido (ha tocado lujo diréis pero pensad que al fin y al cabo una celda de convento no da para mucho…). Comparte habitación con un bretón, bueno, debe ser de otro sitio pero trabaja y vive en Bretaña. (Un inciso para comentar que aquí me ha tocado la fibra sensible, soy un enamorado de esa tierra).

Cuando hemos dejado de hablar Padín estaba a punto de entrar en un Spar para comprar Nolotiles que se le habían terminado y tiritas para ampollas grandes, como no tienen para gigantes no le queda más que comprar de esas. También, tras las recomendaciones de Naiara iba a comprar protección solar que falta le hacía. A las 19 tenía previsto cenar y a las 20:30 dormirse. Y mañana, más y mejor, con fotos y todo.

Para terminar queremos dar las gracias a toda la gente que se está moviendo un montón para hacer llegar esto muy lejos, sé que os pasáis por aquí de vez en cuando, dejad un comentario que este blog es tan vuestro como de cualquiera de los que damos la chapa. De verdad, miles de besos para todos por portaros tan bien. Hasta mañana!

Categorías: Uncategorized | 4 comentarios

Etapa VIII: Hornillos – Castrojeriz (el pueblo anti-gafe)

Una etapa muy cortita para lo que nos tiene acostumbrados este hombre, pero por una buena razón, descansar un poco y comer un buen cocido castellano con sus amigos.

Además otra curiosidad de la etapa es que no la ha hecho en solitario, la ha hecho en compañía de Luís, un madrileño residente en Bélgica. Su historia es muy bonita. Hace ocho años en ese mismo lugar, Castrojeriz, mientras hacia el camino, conoció a la que hoy es su esposa. Ahora tienen un hijo al que no pueden dejar solo, así que el año pasado le tocó a ella y este año ha sido él el afortunado de acercarse a España a hacerlo. Con eso de que es el pueblo anti-gafe allí dejamos anoche a Padin a la espera de su belga, jijiji! Este mismo hombre, Luís, le regaló anoche una capa a Padin así que ya no volverá a llover, jejeje!!!

Llegó al pueblo a eso de las 11.30 de la mañana, fue al albergue, se duchó y salió a tomar un zumito y buscar un sitio donde llevarnos a comer cuando llegásemos.

A las 12 o así llegamos Mc, Asier y yo a la plaza mayor de Castrojeriz donde habíamospadin quedado con Iñaki, que ganas teníamos de verle!! Cuando apareció doblando la esquina de la plaza cojeaba y estaba todo rojo del sol (una crema de protección solar no te vendría nada mal). La cojera era debida en parte a la rodilla y en parte a una ampolla nueva que tenía entre el dedo gordo y el índice y como no iba con chancletas. Pero le vimos muy buena cara, eso si, y muy contento!!

tomandocañaTras contarnos estas y otras hazañas, fuimos a tomar algo a un bar, bueno en realidad lo tomamos en la calle porque hacía un día muy bueno. Nos enseñó la cruz que le había regalado el “alberguero” de Navarrete, un hombre muy majo con el que se tomo un vino. La cruz era una cruz tau y creo que da buena suerte en el camino o algo de eso. También nos contó que en el albergue de Castrojeriz estaba alojado con un señor de 81 años que había hecho el camino 31 veces (creo recordar). Después nos lo encontramos en el mesón en el que comimos, era el típico peregrino, con su barba… que majo!!!

ComidaPues lo dicho que tras la cañita nos fuimos a comer. Que bueno!! Era el típico mesón con comida súper casera. Comimos un cocido castellano… Que buenísimo estaba!!!! No había comido una sopa tan rica en un restaurante en la vida… Con la tripa bien llenita de sopa y marisco de castilla y con la ayuda de los dueños del bar, una familia muy maja que conocía Bilbao porque la mujer había estado 27 años (más que nosotros) viviendo en Astrabudua, ahí es nada, nos fuimos en busca del Patio o el Retiro, un par de bares en los que posiblemente nos pondrían el Athletic o el multifútbol o algo.

Anduvimos y anduvimos, que los bares no estaban tan cerca, porque “el pueblo es grande, bueno mas que grande es largo” (frase repetida no menos de 50 veces en el camino). Finalmente en el Retiro jugamos unas cartitas y vimos a trozos el partido, Celta – Athletic, y debió de ser muy aburrido porque lo vimos en el multi-fútbol y lo ponían muy poco. Empezaron perdiendo los rojiblancos pero por suerte empataron, menos mal…ampolla

Llegaba la hora de la partida, y con mucha pena dejamos a Padintxu otra vez en su preciada soledad, con sus ampollas y su rodilla un poco hinchada he de decir.

 

Hasta Santiago Txikitín!!! Allí nos volveremos a ver.

(Naiara, etapa a editar en breve cuando consiga las fotos)

 

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Etapa VII: Atapuerca – Hornillos

La etapa por fin fue cortita bajo presiones de los amigos, que no paramos de decirle que no avanzase mucho que iba a darle la pájara y además el domingo queríamos ir a visitarle y a darle animos y si avanzaba mucho no íbamos a poder. Así que su intención era ir hasta Burgos y allí poder ver alguna cosita, limpiar la ropa y conectarse a internet.

Bueno pero empecemos por el principio. La etapa la empezó con la rodilla dolorida, pero nada que un Nolotil y un poco de Voltaren no pudiesen arreglar. Así que en un ratito llegó a Burgos con su preciosa catedral pero con su cutre-albergue (que parecía prefabricado) en el que no había lavadora. Así que como el siguiente pueblecito estaba muy cerquita, a pesar de estar muy cansado decidió seguir para encontrar un albergue un poco mejor.

burgos.jpg

Cuando ya llegó a Rabé de las Calzadas, estaba agotado y su rodilla no le daba más de sí pero para su sorpresa el albergue estaba cerrado por asuntos personales (tenían un crespón negro), así que sacó fuerzas de donde no las había y continuó hasta el siguiente pueblo, Hornillos, por suerte la rodilla le dejó de doler (bien!!!) y pudo llegar sin problemas pero con una nueva ampolla!! (una más una menos…gages del peregrino).

Animo Padintxu!!!

(Naiara)

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Etapa VI: Belorado – Atapuerca

Después del parón del fin de semana por falta de red (a ver cuando en este País nos ponen internet gratis a tod@s!) aquí estoy otra vez. Pero empezemos etapa por etapa porque Iñaki no a parado.

El viernes como todos los días Iñaki se levantó, tomó su barrita energética y sus cositas y se apresuró a salir un día más, pero entre pitos y flautas palabras textuales “no se como lo hago pero siempre salgo de los últimos”, pues ya os digo yo como lo hace, como va corriendo pues el chico se tiene que echar vaselina por todas partes para no hacerse rozaduras y protegerse del frío así que claro… Bueno pues la cuestión es que para las 8.15 estaba ya dispuesto para ponerse a correr, a mi tampoco me parece tan tarde…

Pues el camino fue duro porque por el camino se encontro agua, barro y hasta nieve como podemos ver en la foto, y es que sobrepasó los 1000 metros altura a la cual estaba situada la cota de nieve el jueves y el viernes.

Elurra

Y claro correr sobre la nieve no es lo mismo que correr sobre el asfalto y el pobrecito se hizó daño en la rodilla. Pero como no le quedaba más remedio siguió adelante hasta Atapuerca.

Allí se alojó en una casita “muy rural” en donde había un Húngaro y dos Suizos, padre e hijo (de unos 15 años). La señora de la casa muy maja les puso la calefacción para que entrasen en calor ya que la etapa había sido dura y fria.

Y así con su rodilla lesionada a la camita que al día siguiente había que volver a ponerse en pie. Menos mal que Padin es un chico precavido y ha ido bien provisto de fármacos, aunque no de cremas…

(Naiara)

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Etapa V: Navarrete – Belorado

No soy ni Padin ni Oskar, pero intentaré estar a la altura, aunque será difícil porque han dejado el listón muy alto y esto de la escritura no es mi fuerte.

Bueno pues que ayer el niño se nos emocionó e hizo más de dos etapas de las que se hacen andando, o dicho de otra manera (que para mi suena más fuerte) hizo más de una etapa de bici. 59 Km de nada. Si es que va “sobrau”.

NajeraSalió de Navarrete hacia Najera (en la foto el muro de Najera) donde empezó a llover un poco, por suerte no le llovió mucho más durante el resto del día y no tuvo que secarse con propaganda. Compró el pan y siguió su viaje hasta Santo Domingo donde decidió tomarselo con calma porque iba “sobrau” y ponerse a hablar con un típico “Santodominguero” ya que le quedaba poco viaje hasta su destino, el albergue de Redecilla del Camino (o algo así creí entender).

Así que nuestro “heroe” charló un rato con aquel señor y al rato fue al albergue. Pero cuando llegó a éste estaba cerrado!! Así que sin pensarselo dos veces se puso a correr hasta el siguiente pueblo.

Al llegar a Villoria, siguiente pueblo con albergue, y ver que sólo había 16 plazas pensó: “Todos los que iban a dormir en el anterior habrán venido a éste, así que debe de estar lleno, voy a seguir un poco”. Así que sin preguntar siguió corriendo. Y así paso por otro pueblo y otro. Llegó a otro que tenía albergue, pero una señora que estaba en la ventana le dijo que éste también estaba cerrado…

Así corriendo y corriendo a nuestro txikitin le dieron las 19.30, hora a la que por fin! consiguió alojamiento en el albergue de Belorado (al cual en principio tenía que llegar el viernes).

Pero no os creais que se preocupó porque empezaba a anochecer, no, el chico feliz, los camieneros le pitaban y le daban animos, y como el diría tenía buenas sensaciones. Jiji!

Espero haber estado a la altura, porque no os va a quedar más remedio que seguir leyendome el fin de semana, a no ser que Padin encuentre un albergue con internet.

ANIMO VALIENTE (Pero despacito y con buena letra, no lo olvides)

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.